El Sant Antoni, subcampeón de la Copa LEB Plata

El conjunto de Portmany pierde con el Teknei Zornotza (66-64) tras un emocionante partido. Los ibicencos acarician el título, pero acaban cediendo ante el empuje de los vascos.

Comunicación CBSA.     Sant Antoni

No pudo ser. El CB Sant Antoni se tuvo que conformar con el subcampeonato de la Copa LEB Plata, tras perder este sábado la gran final del torneo frente al Teknei Bizkaia Zornotza por 66.64. Los vascos, arropados por su público, que llenó el Pabellón Larrea, le dieron la vuelta a un partido que perdían por 24-35 al descanso. El bloque isleño fue un grandísimo rival que cayó ante un combativo contrincante. Los de Portmany hicieron historia, plantándose en el duelo por el título en su primera temporada en la categoría. El CB Sant Antoni ha venido para quedarse. Nunca antes un equipo de baloncesto masculino ibicenco ha llegado tan lejos. Lo mejor está por venir.

Jordi Grimau, capitán del conjunto sanantoniense, recogió el trofeo de subcampeón para los suyos y fue ovacionado por la grada, que coreó cariñosamente y con gran deportividad su nombre. El centenar de aficionados de los baleares disfrutó de una experiencia inolvidable, a pesar del regusto amargo de haber acariciado el trofeo, que se quedó en Amorebieta.

El Sant Antoni se transformó por completo con respecto al que se había visto en los últimos partidos de Liga y fue un conjunto muy comprometido y luchador desde el inicio. De esta manera, los isleños sacaron a relucir toda su personalidad para ganar el primer cuarto por 10-17. El conjunto vasco, con la presión de jugar en casa y no poder fallar, tuvo que rendirse ante el buen hacer de los pitiusos.

La inercia positiva continuó para los de Portmany en el segundo acto. Aleix Haro encestó en la primera acción para poner el 10-19, que aumentó luego hasta el 10-21 con dos puntos de Laron Smith. Bilalovic estableció después el 10-23 y la sinfonía pitiusa sonaba a la perfección. El crecimiento visitante fue continuo. Tanto que con un triple de Lucas Antúnez se llegó a una máxima ventaja de 14 puntos para el cuadro entrenado por Carles Flores. Al Sant Antoni le salía todo y al Teknei casi nada. En ese escenario, los ibicencos se marcharon al descanso con una renta de 11 puntos (24-35). Los mismos que anotó Bilalovic en la primera mitad. En el bando contrario, Cabrera aparecía con 6 puntos para sostener a los suyos.

Iba todo rodado para los pitiusos, pero el Zornotza no había dicho su última palabra. En un gran tercer cuarto, los locales, apoyados en un gran ejercicio de fe, le dieron la vuelta a la tortilla y pasaron a dominar el electrónico. Con el 46-45 se llegó al último periodo del choque.

Venían emociones fuertes. Muy fuertes. Las defensas empezaron a predominar sobre los ataques. Los minutos se fueron consumiendo y nadie era capaz de conseguir una renta con la que dar el golpe definitivo. Los vascos, con un triple de Cremo, su gran estrella, fijaron el 57-53, al que contestó Harguindey con un mate para establecer el 57-55. El Zornotza empezó a gestionar mejor los instantes decisivos, y con otro lanzamiento de tres dejó las cosas en 64-59 a falta de 1 minuto y 29 segundos para la conclusión. Después, a falta de un minuto y un segundo la desventaja para los ibicencos era casi idéntica (65-61).

Flores pidió tiempo para intentar darle la vuelta al asunto. Ya en el juego de nuevo, Grimau tiró de galones para clavar un triple esperanzador (66-64). Restaban 44 segundos. Después, Smith taponó el ataque rival y el Sant Antoni tenía la última posesión para empatar o ganar el partido. El Zornotza se defendió con uñas y dientes. Tanto que en el último tiro de Grimau pudo haber una falta que los colegiados no concedieron. La copa se quedó en el País Vasco.

Ficha técnica:

Teknei Bizkaia Zornotza: Alberto Cabrera (14), Iker Salazar (5), Joseph Robert Cremo (11), Mikel Sainz (13) y Antun Maricevic (3) -equipo inicial-. Sandro Gacic (2), Jon Aldecoa-Otalora, Borja Mendía (11), Reginald Caleb Agbeko (2) y Danilo Brnovic (5).

CB Sant Antoni: Toms Skuja (4), Aleix Haro (6), Tau Slezas (4), Javi Medori (4) y Jordi Grimau (11) -equipo inicial-. Ramel Thompkins, Lucas Antúnez (8), Pau Carreño (2), Laron Smith (6), Álex Harguindey (5) y Matija Bilalovic (14).

Parciales: 10-17; 14-18; 22-10 y 20-19.

Árbitros: Cristian José García Rodríguez y Alejandro Calvo Aceña. Eliminaron, por cinco faltas personales, a Tau Slezas (del Sant Antoni).

Incidencias: Final de la Copa LEB Plata en un abarrotado Pabellón Larrea, en Amorebieta Etxano. Un centenar de seguidores ibicencos estuvieron en la grada.