Golpe de autoridad de un Sant Antoni líder

El equipo ibicenco escala hasta lo más alto de la clasificación del grupo Este de la LEB Plata tras derrotar al Mi Arquitecto Benicarló por 74-68 en un Pabellón de Sa Pedrera repleto.

Comunicación CBSA.     Sant Antoni

El Club Bàsquet Sant Antoni sigue regalando momentos mágicos al baloncesto ibicenco. Empeñado en hacer historia, el conjunto de Portmany derrotó este sábado al Mi Arquitecto Benicarló, por 74-68, en un espectacular partido disputado en un abarrotado Pabellón de Sa Pedrera, al que acudieron 600 espectadores. El triunfo permite a los isleños encaramarse a lo más alto de la clasificación del Grupo Este de la LEB Plata, desbancando precisamente a los castellonenses, un gran equipo que hizo emplearse a fondo a los sanantonienses.

El mejor partido que se podía ver en la décima jornada no defraudó. Puro espectáculo. La función la abrió el Sant Antoni con un 6-0 de salida. Intensidad y pundonor para marcar territorio. Toda una declaración de intenciones del bloque entrenado por Carlos Flores. Los locales dominaron el primer cuarto, siempre con cómodas ventajas (10-5, 16-10). Pero el Benicarló no iba a ceder tan pronto. Ni mucho menos. El periodo acabó 16-16.

Igual de emocionante fue el segundo acto del choque, en el que los castellonenses siguieron creciendo, hasta acumular una renta de diez puntos (24-34), Ajustó piezas el Sant Antoni, y con un parcial de 5-0, apretó las cosas hasta el 29-34 con el que el partido se fue al descanso.

En el tercer cuarto empezó el show de Grimau. En la caldera de Sa Pedrera el catalán demostró que tiene todavía cuerda para rato. Apoyado también por un gran Bilalovic, el Sant Antoni pegó un primer arreón (44-39), que pasó al 47-41 con un triple de Grimau. Pero el Benicarló iba a dar todavía mucha guerra. Tanto que volvió a tomar la delantera hasta el 47-49 gracias a un triple de Aramburu. Una canasta de dos de Slezas fijó de nuevo las tablas (49-49). Pero Orlov, espectacular este sábado en la pintura, puso por delante a los suyos otra vez (49-51). Las últimas acciones no variaron el marcador y el periodo se acabó con igualdad máxima.

Queda el desenlace, que fue espectacular para un Sant Antoni cuyos jugadores se dejaron hasta la última gota de sudor que les quedaba. Nadie reservó nada para darle la vuelta al marcador. Apretó en defensa el bloque pitiuso y afinó en ataque. Laron Smith encendió al público con un mate para establecer el 60-57. Y luego Grimau, con un triple, puso el 63-57 cuando restaban tres minutos.

Benicarló apretó y se puso 63-61 a falta de minuto y medio. Pero Thompkins, con un triple, frenó la reacción castellonense y empezó a escribir la página triunfal del Sant Antoni. Grimau, en una acción de bravura bajo el aro, anotó, sacó la falta del rival y no falló luego el libre (69-61). Luego Cooper fue a la línea de personal y sólo anotó uno de los dos tiros que tuvo (69-62). Y Laron Smith volvió a regalar un mate para el 71-72.

Benicarló no quería ceder y Sabatés logró un triple para enmudecer Sa Pedrera (71-65). Thompkins anotó un libre (72-65) y, tras el tiempo muerto, Aramburu logró otro triple para los castellonenses (72-68). Quedaban 12 segundos. Luego Grimau amarró una falta y fue a los libres. El catalán, que tiene una muñeca prodigiosa, estableció el 74-68. La victoria, la cuarta consecutiva del Sant Antoni, se quedó en casa. Lo mejor está por venir.

 

 

Ficha técnica:

Sant Antoni: Thompkins (8), Skuja (4), Pau Carreño (2), Laron Smith (16), Jordi Grimau (19) -equipo inicial-. Lucas Antúnez (8), Aleix Haro, Byron Richards, Tau Slezas (2), Álex Harguindey y Bilalovic (15).

Benicarló: M. Esteban (3), Javier Menéndez (3), Javier Hernández (7), J. R. Matos (5), Orlov (21) -equipo inicial-. Cooper (1), Zanca (2), Aramburu (9), Sa (6) y Guillem Sabatés (11).

Parciales: 16-16; 13-18; 20-17; 25-17.

Árbitros: Christian Meira González y Josep Lluís Presseguer Bombardo. Sin eliminados.

Incidencias: Partido de la décima jornada del Grupo Este de la LEB Plata. 600 personas en el Pabellón de Sa Pedrera, en Sant Antoni.